Ospina dimite como diputado del ICAM y confirma que encabezará la candidatura de Ahora Abogacía

|

WhatsApp Image 2022 10 03 at 20.23.55


El abogado penalista Juan Gonzalo Ospina ha confirmado en la mañana de ayer que va a liderar la candidatura del movimiento Ahora Abogacía a los comicios para la renovación del Ilustre Colegio de la Abogacía de Madrid (ICAM) que previsiblemente se celebrarán en diciembre. 


En una rueda de prensa convocada tras presentar su dimisión como diputado del ICAM, Ospina ha aceptado la propuesta a encabezar la candidatura de Ahora Abogacía, tras haber alcanzado el 82,71% de los apoyos en las recientes primarias celebradas el pasado viernes. 


El ya candidato de Ahora Abogacía ha destacado la “limpieza y ejemplaridad” del proceso de primarias y ha pedido “juego limpio” para las próximas elecciones, asegurando que “de mi no escucharéis una mala palabra de mis adversarios”, en referencia a los juristas que encabezan otras listas. 


Sobre su dimisión como diputado, Ospina ha señalado que se va a dedicar de lleno a la campaña para ser “el decano más joven de la historia” de la institución. Una cualidad que considera que no debería desmerecer los méritos para liderar este proyecto, ya que “se tiene que valorar la capacidad, no la edad”, ha dicho.


Ospina ha señalado que ha mantenido una conversación cordial con el actual decano, José María Alonso, al que ha agradecido su labor. Pero ha aclarado a preguntas de los medios que “ahora, mi visión del Colegio que queremos está con Ahora Abogacía”, en alusión a que es necesario un cambio, que ha calificado de “renovación, no revolución”. 


En este sentido, ha señalado que su campaña electoral va a centrar en recuperar la ilusión “de todos los abogados madrileños, incluidos los que trabajan más allá de la M-30” y para ello ha señalado sus 5 prioridades: la defensa del abogado, el apoyo al turno de oficio, impulsar la igualdad y la conciliación, impulsar la digitalización y apoyar a los jóvenes en el inicio de su carrera electoral. “La clave es recuperar la vocación de servicio. El Colegio está para servir a los colegiados”. 


Según Ospina, el principal reto es que “el ICAM vuelva a ser el colegio de todos, un colegio que sea relevante para los colegiados, para todos los abogados y abogadas de la Comunidad de Madrid, para los ejercientes y no ejercientes”


Para llevar a cabo esta “renovación”, Ospina ha señalado que durante las próximas semanas va a abrir un periodo de escucha a través de encuentros con abogados de todos los ámbitos. El objetivo será la elaboración de un programa que incluirá 100 medidas de modernización entre las que ha destacado que la transparencia será una de sus señas de bandera, comprometiéndose a convertir el ICAM en la “Institución más transparente en España”.


Asimismo ha asegurado que contará con la organización actual del ICAM, destacando la labor de las Secciones, a las que devolverá una mayor autonomía “cosa que no ha sucedido en este mandato”. También ha manifestado su compromiso de trabajar mano a mano con el Consejo General de la Abogacía Española y con los demás colegios de abogados de nuestro país para mejorar el Derecho de Defensa.


Finalmente, Ospina ha asegurado que en los próximos días acabará de perfilar su candidatura, que incluirá a “personas con experiencia, prestigio y abogados perfiles diversos”. El objetivo es configurar una Junta de Gobierno en la que los diputados tengan funciones y responsabilidades claras.


Ahora Abogacía es un movimiento transversal que cuenta ya con una base social de más de 1.000 abogados y el apoyo visible de juristas reconocidos y abogados jóvenes como Nicolás Cuéllar, Javier Puyol, Elena Calonge, Marcos Molinero, Delia Rodríguez, Mirian Izquierdo, Javier Martín, Marién Ramos, Borja Luján, Carlos Lacaci, María Jesús González Espejo, Elisabeth López, Paloma Barandiarán, Jesús Andújar, Adriana Delgado, Carolina Mata, Martín Hernández-Palacios, Macarena Perona, Jerónimo Talavera, Cristina Lara o Ignacio Estradé, entre otros.


Ahora Abogacía ha planteado un Manifiesto de ocho puntos para la renovación de la profesión, en los que se recogen aspectos como el liderazgo de la abogacía, la igualdad, la incorporación de la tecnología, la formación o el apoyo a los colectivos vulnerables. Un enfoque “en positivo, constructivo y pragmático, para llevar la abogacía al siglo XXI”, en palabras de Carolina Mata, portavoz de la plataforma y presidenta de la asociación jurídica europea Prolege.