2.000 menores extranjeros y jóvenes extutelados podrán beneficiarse en el País Vasco de la reforma del Reglamento de Extranjería

|

Foto1


El objetivo de la reforma del Reglamento de Extranjería, aprobada por el Gobierno el pasado 19 de octubre, es que los jóvenes migrantes tutelados no se queden sin papeles al alcanzar la mayoría de edad y puedan acceder a un empleo, por lo que alrededor de 2.000 menores extranjeros y jóvenes extutelados podrán beneficiarse de la medida en el País Vasco.


Por otra parte, para los jóvenes que cumplen 18 años y quedan fuera del sistema de protección (por lo tanto, extutelados) se establece un régimen propio con requisitos más acordes a su realidad, alargando la duración de las autorizaciones de residencia y permitiendo que puedan acceder a una autorización de trabajo


En palablas de Jesús Perea, secretario de Estado de Migraciones, la mejor herramienta para la integración es la apuesta por la inclusión laboral de estos jóvenes. Con esta reforma, ha explicado, “se corrige una incoherencia normativa que dejaba a miles de jóvenes abocados a la marginación y a la exclusión social”. Perea ha puesto en valor la labor de gobiernos autonómicos, como el vasco, así como de las diputaciones forales a la hora de ofrecer una formación que “con esta reforma se convierte en la mejor inversión para la empleabilidad de estos jóvenes”.