Cruz al Mérito en el Servicio de la Abogacía a Joaquim Maria Bartra i Solera a titulo póstumo

|


01

Foto propiedad de abogacia.es


El Colegio de Abogados de Mataró dentro de los actos para celebrar Sant Raimon de Penyafort, ha llevado a cabo la ya tradicional imposición de togas, esta vez a siete nuevos letrados y letradas, reconociendose igualmente a los 10 colegiados y colegiadas con más de 25 de ejercicio profesional y al abogado Josep Oriol Pera, que celebra los 50 años de ejercicio.


La presidenta del Consejo General de la Abogacía Española, Victoria Ortega, acudió al acto de forma online entregando la entrega de la Cruz al Mérito en el Servicio de la Abogacía Española, a título póstumo, a Joaquim Maria Bartra i Soler, decano de  Mataró de 1977 a 1991.


La decana del Colegio, María Pastor Santana, se dirigió a los nuevos togados dándoles la bienvenida a “la mejor profesión del mundo: vocacional y exigente pero al mismo tiempo transversal y creativa. En la sociedad actual, donde se están perdiendo los valores, la deontología suma y la disciplina es dura y compleja, pero es la que nos legitima, es la garantía, la confianza y la propia base de la abogacía" quien también puso en valor el camino que queda por recorrer en materia de igualdad.


En el acto también estuvieron presentes el director general de Derecho y Entidades Jurídicas de la Generalitat de Catalunya, Joan Ramon Casals; la vicepresidenta del Consell de l’Advocacia Catalana, Encarna Orduna; el alcalde de Mataró, David Bote y el juez de Instrucción 2 del Partido Judicial de Mataró, Vicente Moliner Cabrera.